¿Los movimientos extremos de los mercados tienden a revertir a la media?

Una buena parte de la operativa que tenemos en el fondo Esfera Seasonal Quant Multistrategy son estrategias de futuros comprados y vendidos, con elevada correlación entre sí, normalmente de la misma materia prima. En ocasiones estas correlaciones se desvían, ocasionando que la diferencia pase a ser positiva (sobrevalorada) o negativa (infravalorada). Estas desviaciones vienen por las diferentes posiciones de los participantes en los mercados, básicamente los coberturistas y los especuladores. Nosotros ponemos mucho énfasis en el análisis fundamental y encontramos precios muy infravalorados o sobrevalorados respecto al precio normal del mercado, que nos llevan a tomar posiciones compradoras o vendedoras.

Estas estrategias son las llamadas de “regresión a la media”. Como los fundamentales de los mercados no justifican ciertas desviaciones, la estrategia que llevamos a cabo consiste en posicionarnos y esperar a que el propio mercado se ajuste. Por desgracia, y al tratarse de mercados financieros, estas desviaciones pueden aumentar aún más de lo esperado, y así la posicion puede entrar en pérdidas. Es prácticamente imposible acertar el punto máximo o mínimo de una operación. Si los fundamentales no indican cambios, mantenemos la posición. Según nuestros análisis, nuestro criterio de riesgo y los datos que barajamos, antes o después el mercado se ajusta. Pero claro, en el proceso podemos tener pérdidas latentes, y estas pérdidas son las que ocasionan que puedan aparecer resultados negativos durante la duración de la estrategia. No somos adivinos - ni pretendemos serlo - para entrar exactamente cuando el mercado empieza a corregir, pero si que sabemos que, si los fundamentales se mantienen, solo es cuestión de tiempo que nuestra estrategia se ajuste y acabe en beneficios.

Actualmente estamos es esta situación. Una de nuestras estrategias en el mercado de la carne se ha desviado muy por encima de la media, pero al tratarse de la misma materia prima y de productos altamente correlacionados, esperamos que el diferencial pronto vuelva a su punto medio para cerrar la operación con ganancias.

Situación actual

Ejemplo práctico real

Diferencial entre el Contrato de Lean Hogs (carne de cerdo) de Diciembre 2018 y el contrato de Lean Hogs de Febrero 2019.

En este caso se trata de prácticamente los mismos animales. Los cochinillos tienen solo un mes de diferencia y las entregas se hacen de forma progresiva. Con estos dos contratos los productores cubren las entregas que tienen a principios de año.  En principio, los factores les afectan en la misma medida (exportaciones, precio de los granos, factores climatológicos, etc.).

Actualmente, y más en el mes de octubre, hemos visto que el mercado de contado de cerdos hizo su mínimo y después rebotó con mucha fuerza. La producción es alta, pero hay rumores de que en China - el mayor importador y consumidor de cerdos - está apareciendo el virus de la fiebre africana. Este virus es mortal y no se puede hacer casi nada contra él. La única solución es destruir todos los animales infectados. En Europa se han detectado rasgos del virus en Bélgica y Rumanía, pero se supone que por ahora esta controlado.

En los últimos años China ha aumentado mucho su producción mediante ayudas al sector porcino, para no depender tanto de las importaciones. Un virus tan letal puede influir mucho en sus importaciones. Aun así, China importa mucho cerdo y gran parte lo hace de USA.


Estas noticias han afectado al contrato de Octubre y al precio de mercado contado de cerdos. (ver Gráfico)


Sin embargo, por fundamentales, a pesar de tener una producción abundante nos encontramos ante una materia prima alcista debido a la demanda exterior.

En nuestro diferencial vemos un desajuste: la diferencia media de los últimos años entre el contrato de diciembre y febrero es de -4 puntos. El contrato de diciembre cotiza de media 4 puntos por debajo del contrato de febrero.

Se trata de una distribución normal de la curva, es decir, estamos en contango. Esto nos indica que el mercado por ahora no esta teniendo problemas de abastecimiento.


(Línea azul año 2018. Línea Negra media últimos 18 años, línea gris 1 desviación típica, línea verde cotización Dic19/Feb20)

Este año la diferencia llego a estar por debajo de 10 puntos, cosa jamás vista en la historia.

Cada año esta representado por un color. Los datos son desde el año 1979 y se puede observar que este año 2018 la diferencia llegó a estar por debajo de los datos históricos.

Este tipo de desviaciones nos llaman la atención, saltan las alarmas y empezamos analizar. Ya hemos hablado de los fundamentales, solo hay que añadir que la producción es muy grande y podría justificar la desviación. Otros años también hemos visto una producción muy grande, sin una diferencia tan fuerte. Además, hay otro factor a tener en cuenta: la cotización del cerdo de entrega a diciembre es de $53 y la diferencia llegó a estar en $10, es decir, un 18% más barato que febrero. En una diferencia de tiempo de tan solo dos meses - diciembre a febrero - este precio no está para nada justificado. 

Otro factor es el precio del mercado. En octubre hemos visto que el contado, es decir, el precio de la carne física del cerdo, cotiza en 69$, casi $16 por encima del futuro. Esto implica un Basis Positivo (Contado – Futuro $69-$63=$16). Analizando los años anteriores vemos que es una situación insostenible y fuera de rango.

A pesar de la estacionalidad bajista del diferencial de diciembre a febrero en los cerdos, viendo los datos anteriores hemos decidido entrar largo en esta estrategia. Compramos diciembre (contrato infravalorado) y vendemos febrero (contrato sobrevalorado). Es decir, creemos que el mercado esta infravalorando el contrato de diciembre respeto al contrato de febrero.

El objetivo de la estrategia es ver que el mercado se ajusta a la zona media de -$4-$5. Esto podría dilatarse hasta principios de diciembre y, por esta razón, gestionamos la posición de forma continua. Actualmente ya hemos tenido la posibilidad de salir de más de la mitad de la posición y esperamos poder volver a entrar en retrocesos (son habituales). Siempre mantenemos una posición mínima de fondo, que mantenemos hasta que se llegan a precios objetivos o cambian los fundamentales de la estrategia.

Sabemos que los datos fundamentales apoyan nuestra posición. Sabemos que las estadísticas nos indican que no es sostenible que el contrato de diciembre este tan infravalorado durante mucho tiempo. El contrato de diciembre sube o el de febrero baja, pero al mismo tiempo sabemos que son mercados financieros y que puede pasar de todo, por esto ponemos mucho énfasis en la gestión de la posición y el riesgo.

Por supuesto, nuestros modelos de riesgo y la gestión activa de los datos y de los fundamentales pueden hacer que nos salgamos antes o cerremos la posición con pérdidas. En las estrategias de regresión a la media también hay un stop-loss.

Estas desviaciones pasan muy a menudo, ocasionando pérdidas latentes temporales. Nuestros años de experiencia nos indican que lo más importante es prever estas pérdidas latentes y ajustar bien los riesgos para poder sacar provecho de ellas. En los mercados, el movimiento irracional no justificado se debe interpretar como una oportunidad y estas oportunidades son las que pretendemos aprovechar con nuestras “estrategias de reversión a la media”.

Como siempre, esperamos que con estos informes se entienda mejor lo que hacemos, cuál es nuestra filosofía de inversión y cómo podemos ayudarte a diversificar tu portfolio.

Para cualquier duda o comentario sobre lo expuesto no dudes en ponerte en contacto con nosotros, a través del e-mail seasonal@esferacapital.es.

Gracias por tu confianza.

Víctor Hernández
Gestor de Esfera Seasonal Quant Multistrategy, FI

Entradas populares de este blog

Como rentabilizar los desajustes en el mercado de Trigo

Estrategias en el mercado de Granos: Carry Trade en el maíz